Inicio Internacional Las ciudades de arte en Italia mueren por falta de turismo

Las ciudades de arte en Italia mueren por falta de turismo

Corresponsal en Roma
Actualizado:

Guardar

Una parte de Italia se está muriendo sin turismo, que representa el 14% del Producto Interior Bruto (PIB). La brutal recesión es visible sobre todo las ciudades de arte y sus centros históricos. El pasado lunes 18 de mayo se reabrió y se reiniciaron prácticamente todas las actividades. Pero más de 90.000 bares y restaurantes de los 330.000 con que cuenta el país no han reabierto ni saben cuándo reabrirán, según Confcomercio, la más grande asociación de empresas en Italia, entre ellas las del turismo y comercio.

Un estudio realizado por esta asociación en algunas ciudades del norte de Italia, ofrece un resultado desalentador: en las tiendas que no son de alimentación, la afluencia es del 30%; la clientela en locales de servicio a la persona se limita a un 28%, y peor aún es en la restauración con solo un 20% de afluencia. La clausura por tiempo indefinido de cientos de miles de oficinas, con millones de empleados, que hacen ahora teletrabajo, ha hundido a decenas de miles de pequeñas tiendas, bares y restaurantes que vivían de los cafés y comidas que ofrecían a los trabajadores. Por ejemplo, el propietario del céntrico restaurante Galleria de Milán, Pier Galli, no ha abierto por falta de clientela: «Ahora en las oficinas hacen smart working, no hay turismo, tampoco se mueven la gente de negocios; nosotros estamos frente a La Scala, que no se sabe cuándo reabrirá, los hoteles están cerrados. No veo posibilidad de inmediato. Hablaremos en septiembre de reapertura», confiesa Galli a La Repubblica.

La situación más dramática la viven los centros históricos. En Roma no se ve ni un turista, lo que supone una catástrofe para las tiendas, restauración y hoteles. Hay que tener en cuenta que el centro de Roma fue abandonado por miles de propietarios que, ante la avalancha turística de los últimos años, prefirieron convertirlas en apartamentos turísticos. La consecuencia es que hoy, sin turistas, los hoteles no han abierto, miles de pisos están vacíos y apenas hay clientela en los pocos bares y restaurantes abiertos. Por ejemplo, Pierangelo Galazo, propietario del céntrico bar “Nuovo faro”, a dos pasos de la Fontana de Trevi, confiesa su amargura porque se verá obligado a cerrar: «En una jornada hice 100 euros de caja y pago 5.000 euros de alquiler». No hay turistas, pero los italianos que viven en los centros históricos tampoco acuden a las tiendas, ni a los bares o restaurantes, muchos porque se han quedado sin empleo, otros porque temen por el futuro y prefieren ahorrar.

Florencia y Venecia, las más perjudicadas

En Florencia, las tiendas del Ponte Vecchio no han abierto por la falta de turistas y el centro histórico está todavía a medio gas: «Las aperturas no superan el 40%; el centro se ha transformado en una especie de hotel generalizado», manifiesta Alessandro Sorani, presidente de Confartigianato de Florencia.

Casi más dramática aún se presenta la situación en Venecia, porque a diferencia de Roma y Florencia, no hay barrios periféricos. Aquí todo es turismo y se comienza y se termina en el agua. Sus 53.000 habitantes (hace un siglo eran 172.000) estaban hartos de la oleada turística, a menudo descontrolada. El coronavirus hizo lo que ansiaban los venecianos: la desaparición de los gigantescos barcos de crucero, que parecían rascacielos amenazantes en la Laguna. Ese turismo masivo echó de la ciudad a muchos venecianos y sus casas se convirtieron en pisos turísticos. Hoy están vacíos. Se echa de menos al turismo. Más de 20 millones de visitantes al año que se dejan 3.000 millones de euros al año. «Si no vuelven los turistas, en Venecia será una catástrofe. Peor que una guerra», afirma a “Il Gazzettino” Emiliano Ghira, gerente de una importe sociedad de transportes veneciana.

Se teme que pasen muchos meses hasta que el turismo vuelva. La Agencia nacional del turismo italiano (Enit) considera que hasta el año 2023 no se verá al crecimiento turístico, siendo Venecia y Florencia las principales ciudades italianas perjudicadas. En Roma el sector de la restauración no es tan pesimista como anuncia el Enit, pero el propietario del restaurante Rotonda y de otros tres locales, que dicen que «hasta la primavera del año que viene no volverán los turistas a Roma».

El futuro no es nada halagüeño para Italia. Su deuda pública, hoy al 134% en relación con el Producto Interior Bruto (PIB) llegará al menos al 155% a final de año. Italia nunca llegó a recuperarse de la última crisis iniciada en el 2008. Su PIB está por debajo de donde se encontraba en términos reales en el 2008, incluso antes de que comenzara el coronavirus. El Financial Times afirma que el PIB per cápita de Italia, ajustado a los cambios de precios, un indicador fundamental del nivel de vida de un país, sigue siendo más bajo que en el año 2.000. Teniendo en cuenta que se espera una caída del PIB en el segundo trimestre del 10%, el FT añade que el PIB real de Italia será equivalente al que tenía en 1995. Giorgio Di Giorgio, profesor de Economía en la Universidad Luis de Roma, considera que la rigidez del mercado laboral en Italia perjudicará aún más la recuperación: «El rígido mercado laboral, una gran proporción de empresas pequeñas y la falta la reforma inadecuada de su administración pública, retrasará la recuperación del país. Casi todas las pequeñas empresas y familias italianas van a sufrir, sin importar las medidas que se hayan tomado a nivel nacional y europeo», concluye el profesor Di Giorgio. Una pesadilla sin fin, porque la recesión es brutal.

Cirquerohttp://www.quecirco.com
Revista digital de entrevistas y noticias, de Paraguay y el mundo.

Must Read

HRW pone en duda las cifras del Gobierno venezolano sobre el impacto de la pandemia

Primera modificación: 27/05/2020 - 01:54Última modificación: 27/05/2020 - 01:54 ...

Rubiales incendia el fútbol modesto

Jorge AbizandaSEGUIR Actualizado:27/05/2020 01:55h Guardar El fútbol modesto se encuentra en pie de guerra por el documento enviado por la Federación en...

El dilema de las concentraciones, última pieza del puzle liguero

Rubén CañizaresSEGUIRMadrid Actualizado:27/05/2020 01:55h Guardar Noticias relacionadasSi las previsiones de Javier Tebas se cumplen, faltan exactamente quince días para que la Liga...

«Los futbolistas de Tercera vivimos de nuestros trabajos, la petición de la RFEF es absurda»

Jorge AbizandaSEGUIR Actualizado:27/05/2020 01:55h Guardar El madrileño Manu Jaimez, defensa del CDA Navalcarnero en Tercera división, lleva toda la vida pegado a...

Regresa la policía del antidopaje

José Carlos CarabiasSEGUIR Actualizado:27/05/2020 01:56h Guardar Regresa la Liga de fútbol en dos semanas y se prepara la industria del deporte en...
A %d blogueros les gusta esto: