Inicio Deportes Lágrimas por faltar en Jérez 34 años después

Lágrimas por faltar en Jérez 34 años después

Tomás González-Martín
Actualizado:08/05/2020 01:20h
Guardar
Noticias relacionadasCiento cuarenta mil personas en la provincia de Cádiz, treinta mil viviendo en tiendas de campaña a la vera del circuito de Jérez, con la bandera de España del toro de Osborne como logo oficial. La cita era una demostración de idiosincrasia, única, incomparable. Tamara Jana Zenaida no faltaba al Gran Premio de España desde que acudió a Jérez hace veinte años. Su hermana Andrea se colaba a los entrenamientos del viernes en el maletero del coche, rezando para que los vigilantes no lo abrieran. «Me colé tres años seguidos, luego ya pague entrada para todo el fin de semana», señala con una sonrisa angelical. Son «las amazonas con gasolina» de una estirpe que encabezan miles de moteros curtidos en mil carreras, como Juan Carlos López-Bachiller, como Jacinto Fernández Briones, como Carlos Seara Alique, líderes de peñas de abolengo que han acudido al Gran Premio de Jérez desde que se disputó por vez primera el 3 de mayo de 1987. Alguno de ellos ha llorado al ver cómo «mi circuito» preferido organizará las dos primera carreras del Mundial sin poder acudir.Son días de recuerdos imborrables. Jérez no es una prueba, es una forma de sentir. «Allí he vivido días irrepetibles, recorriendo Cádiz todo el día con la moto», señala Juan Carlos López-Bachiller, fundador de Los Piltrafillas, una peña con poso creada en Albacete que ha recorrido también Europa siguiendo el Mundial. «En Jerez lo de menos era la carrera, lo importante era comer y cenar con otros moteros en Chipiona y en el Puerto de Santa María. Discutíamos de Rossi y de Sete, de Valentino y de Biaggi, comparabas a Márquez con Rossi, hablabas de motos todo el día mientras Jacinto mantenía el ordenador enchufado relatando al minuto los entrenamientos».Ya se prohibieron las exhibiciones en Jerez y en Chipiona, que eran una salvajada, un peligro de vida para el piloto y para el público; lo más grande de la cita era la concentración durante veinticuatro horas al día de forofos de la moto de todo el planeta, de muchos estudiosos del motociclismo que conocían cada detalle de los pilotos y de las máquinas, locos que marchaban con el portátil encendido para observar los resultados al minutos de los entrenamientos libres del viernesJacinto es otro pionero. Ensalza las grandes noches sin dormir, la fiesta constante: «Comes y bebes en las terrazas de El Puerto o de Cádiz, al lado de cientos de moteros, se quema rueda a diez metros de ti, rugen mil motores, todos cantan mientras observas monturas que proceden de Estocolmo, de México y de Canadá, locos como yo que han venido atravesando Europa o en barco. Ya lo estoy echando de menos, la nostalgia te invade. Un año sin Jerez y otro año de espera. Va a ser muy duro para nuestro mundo». Se habla de motociclismo con sabiduría. Son estudiosos. Carlos Seara, alma mater y pater de la peña Los Fares de Brihuega, lleva Jerez grabado en el corazón: «Es la cita. Desde hace 27 años he cogido vacaciones de verano para acudir a Jérez una semana antes. Siempre fui al hotel Chipiona, que dirige Diego, con quien reservamos la habitación para la temporada siguiente el mismo día que nos despedimos. Mi peña ha llegado a cubrir dos plantas del hotel». Carlos rememora momentos únicos: «Ibas de romería a El Puerto, un espectáculo de miles de motos, y por la noche acudías a las exhibiciones en Jerez y de Chipiona. Menos mal que se prohibieron, porque la gente arriesgaba su vida y la de todos».Carlos sujeta las lágrimas por ver planificadas dos carreras en julio y no poder estar: «Sería maravilloso entrar ahí, aunque fuera con poca gente. Jérez ha marcado mi vida».Así es la cita. Esa es la carrera y su circunstancia social. Ya se prohibieron las exhibiciones en Jerez y en Chipiona, que eran una salvajada, un peligro de vida para el piloto y para el público; lo más grande de la cumbreera la concentración durante veinticuatro horas al día de forofos de la moto de todo el planeta, de muchos estudiosos del motociclismo que conocían cada detalle de los pilotos y de las máquinas, locos que marchaban con el portátil encendido para observar los resultados al minutos de los entrenamientos libres del viernes. Jérez nos falta. Viva Jérez.Temas

Cirquerohttp://www.quecirco.com
Revista digital de entrevistas y noticias, de Paraguay y el mundo.

Must Read

Los secretos de las zapatillas mágicas de Kipchoge

EFe Actualizado:29/05/2020 18:15h Guardar Noticias relacionadasEl plusmarquista mundial y campeón olímpico de maratón, el keniano Eliud Kipchoge, desvela los secretos de las...

Tres miembros de un equipo de CNN, detenidos en directo mientras cubrían las protestas en Minneopolis

ABC Actualizado:29/05/2020 16:33h Guardar Noticias relacionadasLa Policía del estado de Minnesota detuvo la pasada madrugada a los tres miembros de un equipo...

La situación de los inmigrantes venezolanos podría empeorar por la llegada del invierno, según Acnur

Ymarú RojasCaracas Actualizado:29/05/2020 17:31h Guardar Noticias relacionadasLos migrantes y refugiados venezolanos en Sudamérica podrían enfrentarse a las bajas temperaturas del invierno que...

Costa alcanza un pacto con la Fiscalía para evitar la pena de 6 meses de prisión

S. D. | EFE Actualizado:29/05/2020 16:41h Guardar La Fiscalía pide en sus conclusiones provisionales seis meses de prisión y una multa de...

Fecha de reinicio de la Liga: 11 de junio

Actualizado:29/05/2020 16:56h Guardar Noticias relacionadasEl Grupo de Contacto formado por el Consejo Superior de Deportes (CSD), la Real Federación Española de Fútbol (RFEF)...
A %d blogueros les gusta esto: