Inicio Internacional Estados Unidos y China llevan su guerra a la ONU

Estados Unidos y China llevan su guerra a la ONU

Corresponsal en Nueva York
Actualizado:

Guardar

EE.UU. y China afilaron las navajas ayer en el día grande de la ONU, la primera jornada del debate de su Asamblea General. La guerra comercial, tecnológica y diplomática que viven las dos potencias mundiales se trasladó al gran escenario de la comunidad internacional. Donald Trump utilizó ayer esa plataforma para insistir en la responsabilidad del gigante asiático en la principal preocupación del mundo: la pandemia de Covid-19, originada en la ciudad china de Wuhan.

Trump ha utilizado a China y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) como chivos expiatorios de la crisis sanitaria y económica desatada por el virus en EE.UU., el país más afectado del mundo. Ayer se constataba que la cifra de fallecidos supera los 200.000 muertos, mientras que el número de casos registrados se acerca a siete millones. El confinamiento, además, ha deteriorado la principal carta electoral, la pujante economía de EE.UU. bajo su presidencia: las restricciones para controlar la pandemia han eliminado millones de puestos de trabajo y han frenado en seco el crecimiento económico.

Su discurso, apenas a 40 días de la cita con las urnas, estaba dedicado a la comunidad internacional. Pero el presidente de EE.UU. hablaba, en realidad, para su público, para los votantes indecisos de Michigan o Wisconsin cuya opinión sobre la gestión de Trump de la pandemia -para sus críticos, tibia, ineficiente y descoordinada- será decisiva.

El presidente acusó a la segunda potencia mundial de «infectar al mundo» ya que, según sus palabras, «en los primeros días con el virus, China cerró los vuelos domésticos pero permitió vuelos al extranjero». Por ello, exigió a la ONU que China «rinda cuentas».

A la par que a China, Trump acusó a la OMS de complicidad con la dictadura comunista. Aseguró que la organización -que está bajo el paraguas de la ONU- está «controlada» por China. Acusó a ambas de decir al comienzo de la crisis que no había evidencias de transmisión entre humanos y de negar que las personas asintomáticas pudieran transmitir el virus.

No fue el único ataque contra Pekín, de quien dijo que «cada año lanza millones de toneladas de plástico y basura a los océanos, satura los bancos de pesca de otros países, destroza arrecifes de coral y emite más mercurio tóxico que cualquier otro país en el mundo». También aseguró que sus emisiones de carbono son «casi el doble» que las de EE.UU. y que «aquellos que atacan la excepcional labor medioambiental estadounidense a la vez que ignoran la polución rampante de China no están interesados en el medio ambiente».

Respuesta china

Poco después de la intervención de Trump fue el turno de Xi Jinping. Sus discursos, como el resto de mandatarios, fueron en vídeo y pregrabados, emitidos ante una Asamblea General casi desierta, solo con un puñado de representantes de las delegaciones en el pleno de la sede en Nueva York, con distancia física y mascarilla. El habitual caos en esta zona del Midtown de la Gran Manzana se ha convertido, por las limitaciones de la pandemia, en una calma inquietante. Después de años de tensiones, Xi anticipaba los ataques de Trump, y tenía preparada su respuesta: «Debemos rechazar cualquier intento de politizar o estigmatizar este asunto», dijo y defendió que, ante la evidente rivalidad con Washington, Pekín «no tiene intención de mantener una guerra fría o caliente con ningún otro país». Antes de que hablara Xi, la delegación china negó las «acusaciones infundadas» de Trump.

China, que en los últimos años busca ocupar el hueco que deja EE.UU. con su distanciamiento progresivo de las organizaciones internacionales, ofreció su cooperación en la pandemia y su voluntad multilateralista. Una postura que defiende a la vez que muestra una mayor agresividad militar en sus ambiciones territoriales en el Mar del Sur y en la frontera con India.

Dirección peligrosa

El secretario general de la ONU, el portugués Antonio Guterres, llamó la atención sobre la pelea de gallos entre EE.UU. y China. «Nos estamos moviendo en una dirección muy peligrosa», advirtió. «El mundo no se puede permitir un futuro en el que las dos principales economías partan el globo en una gran fractura, cada una con sus propias normas comerciales y financieras», añadió. «Una división tecnológica y global tiene el riesgo de convertirse en una división geoestratégica. Debemos evitarlo a toda costa».

Otros líderes internacionales participaron ayer: Vladimir Putin defendió la búsqueda de cooperación internacional y ofreció al mundo la vacuna contra el Covid-19 que Rusia ha aprobado de forma expedita, que calidicó de «segura, fiable y efectiva»; el presidente de Irán, Hassan Rohani, atacó con dureza la última ronda de sanciones de EE.UU. y el presidente francés, Emmanuel Macron, buscó situarse como un referente del multilateralismo, en un momento en el que la influencia europea en la comunidad internacional se difumina ante la pujanza de China, y llamó a la comunidad internacional a no quedar nominada por la «rivalidad» entre EE.UU. y China.

Trump, por su parte, también aprovechó el discurso para celebrar los recientes acuerdos de paz de Israel con Emiratos Árabes Unidos y Baréin y de Serbia con Kosovo y para reafirmar, como en cada ocasión que ha hablado ante la Asamblea General de la ONU, su política contraria al multilateralismo. «Yo estoy impulsando con orgullo es ‘EE.UU. primero’», dijo en referencia a uno de sus grandes lemas de campaña en las elecciones de 2016. «Y vosotros también debéis poner a vuestros países primero», dijo al resto de la comunidad internacional.

Era un jarro de agua fría un día después de que la ONU celebrara su 75º aniversario, ante llamamientos a la defensa del multilateralismo -entre ellos, en la intervención del rey Felipe VI en representación de España-, la idea bajo la que nació la organización internacional tras la Segunda Guerra Mundial.. Pero también ante la constatación -con la respuesta a la pandemia como ejemplo doloroso- de que la relevancia de la organización internacional cada vez es más cuestionada.

Ver los
comentarios

Cirquerohttp://www.quecirco.com
Revista digital de entrevistas y noticias, de Paraguay y el mundo.

Must Read

Los candidatos «opositores» que respaldan las parlamentarias de Maduro

Ludmila VinogradoffSEGUIRCorresponsal en Caracas Actualizado:03/12/2020 12:37h Guardar Noticias relacionadasHay de todo entre los candidatos «opositores» a las parlamentarias del domingo. Los candidatos...

La IA de Google resuelve complejo proceso de las proteínas

El descubrimiento supone uno de los mayores avances del programa AlphaFold

Los puntos de fricción entre Giscard y España: etarras, ingreso a la antigua CEE y el coqueteo con Cuba

Juan Pedro QuiñoneroSEGUIRCorresponsal en París Actualizado:03/12/2020 11:12h Guardar Noticias relacionadasValery Giscard d’Estaing fue el jefe de Estado que siguió y participó personalmente...

Renuncia el ministro del Interior peruano y desencadena la primera crisis en el Gobierno de Sagasti

Paola UgazSEGUIRCorresponsal en Lima Actualizado:03/12/2020 10:09h Guardar Noticias relacionadasLa renuncia de Rubén Vargas se produjo porque designó a César Cervantes, quien se...

Trump insinúa que se presentará a la Presidencia en 2024: «Os veré dentro de cuatro años»

EFEWashington Actualizado:03/12/2020 10:33h Guardar Noticias relacionadasEl presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, insinuó durante una fiesta navideña en la Casa Blanca...
A %d blogueros les gusta esto: