Bountygate


Actualizado:

Guardar

Desde Watergate -nombre del complejo de oficinas y apartamentos más emblemático de la capital federal, sin contar la Casa Blanca- resulta demasiado fácil etiquetar los continuos escándalos, desde lo banal a lo siniestro, que genera la política de Estados Unidos. Desde hace unos días, el socorrido sufijo «+gate» ha reaparecido en relación con los sospechados «incentivos» (bounty: recompensa) que los servicios de inteligencia rusos venían pagando a grupos integristas por matar a soldados americanos en Afganistán.

La historia en sí no debería escandalizar demasiado a tenor de lo que hizo EE.UU. tras la invasión soviética de Afganistán en 1979. Como parte de la peliculera guerra de Charlie Wilson, los americanos ayudaron a convertir en una pesadilla aquella última aventura militar de la doctrina Breznev, facilitando armas y dinero a la resistencia afgana. Todo un ejemplo de acción encubierta con un altísimo precio para las dos superpotencias implicadas.

La ingente factura y los dolorosos sacrificios de la intervención en Afganistán contribuyeron al hundimiento de la Unión Soviética. Y de los freedom-fighters afganos, subvencionados por la Administración Reagan en el contexto de la Guerra Fría, eventualmente terminaron por emerger Osama bin Laden, Al Qaida, el 11-S y la también desastrosa implicación americana en Afganistán.

Del llamado Bountygate, la parte que salpica directamente a la Casa Blanca es la información de que el presidente conocía desde hace meses estas actividades hostiles de Moscú y no hizo nada. De ahí, las exigencias bipartidistas para lograr una investigación del Congreso y una explicación de porqué no se ha exigido responsabilidades a Putin por su nostálgica venganza afgana.

En horas bajas, Trump ha reaccionado tarde y mal, repitiendo su tarantantán conspirativo sobre el Estado Profundo y la fiscalización periodística como Fake News. Durante tres días, la Casa Blanca ha dudado si la defensa más efectiva del comandante en jefe era la negligencia o la ignorancia. El gran problema de fondo es que Trump, como demostró en su infame cumbre del 2018 en Helsinki, no tiene credibilidad alguna en todo lo referente a Rusia.

Pedro RodríguezPedro RodríguezColaboradorPedro Rodríguez
Cirquerohttp://www.quecirco.com
Revista digital de entrevistas y noticias, de Paraguay y el mundo.

Must Read

Italia prorrogará el estado de emergencia hasta diciembre

Ángel Gómez FuentesSEGUIRCorresponsal en Roma Actualizado:10/07/2020 13:36h Guardar Noticias relacionadasItalia teme un otoño caliente, con el riesgo evidente...

Escocia mantiene la cuarentena para quienes ingresen desde España

Ivannia SalazarSEGUIRCorresponsal en Londres Actualizado:10/07/2020 13:05h Guardar Noticias relacionadasA partir de hoy, las personas que ingresen a Inglaterra desde más de 50...

Una explosión en una planta de misiles se suma a la cadena de misteriosos sucesos en Irán

ABC Actualizado:10/07/2020 14:06h Guardar Noticias relacionadasUna nueva explosión en el oeste de Teherán se suma a la cadena de incidentes que se...

La instauración de la pobreza en Venezuela

Miguel Henrique Otero Actualizado:10/07/2020 14:19h Guardar Noticias relacionadasEl enorme impacto que ha producido la publicación de los resultados de la Encuesta Nacional...

Desvelamos la extraña sustancia del lado oculto de la Luna

Unas imágenes de lo que parecía un extraño 'gel' en el lado oculto de la Luna ¿Puede haber mayor misterio? Pues bien, ya conocemos...
A %d blogueros les gusta esto: